Origen de los santos africanos | Religion y Santeria

Origen de los santos africanos

En África, como en el resto del mundo, existen distintas Creencias, fundadas en algo original o histórico. Se dice Que antiguamente Dios (Olodumare) andaba por la Tierra, no Había ni tierras ni arboles, ni nada, únicamente rocas en Llanos, esto sucedió por espacio de muchos siglos. Como Consecuencia, el vapor producido POr las llamas acumuló en El espacio gran cantidad de nubes que ya no se sostenían.















Esto era porque Olofi quería que se hiciera el mundo, y Entonces descargo esta nublosa o vapor, ya convertida en Agua, sobre 1as 11amas, en 1as partes que mas trabajo, la Candela quemo mucho el área, quedando más honda y se convirtió en los grandes océanos.

Ahí nacen todos los Yemayas Del mar, desde Ocute hasta Olokun. Así el africano cree Que la llama que había en este planeta era la voluntad de Olodumare, lo que iluminaba el sol (Algallu) y todo lo Demás. Antiguamente, este santo (Algallu) era más temido y Respetado. Después de muchos días, la ceniza de aquellas Rocas encendidas se acumulo en las partes más altas y fue Formando una masa fangosa, era esta la tierra Oricha Oko.

Esta masa fangosa trae pudrición y epidemias, asi nace Babalu Aye. Producto de las hierbas, nace Osain. Las grandes Lomas son: Oke, en ellas nacen los volcanes, donde Oggun echa su metralla. Este volcán pare a Algallu y este Es el Oricha más respetado y temido en áfrica. De la lava del volcán nacen los ríos (donde nacen Ochun y Nana Buruku). De ahí nacen los caminos y veredas y el príncipe eleggua.

Si se fijara bien en la historia del nacimiento de la Tierra, verán que Yemaya y Oricha Oko son los Orichas que Nacen primero y esta es la razón de que sean los creadores de todos los seres humanos y los padres de religión y la mitología yoruba.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Religionysanteria no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.