Nacimiento Histórico del culto a los eggùn | Religion y Santeria

Nacimiento Histórico del culto a los eggùn



El origen histórico del culto a Egungún, no es fácil de encontrar. Primero de todo, debería señalarse que la traducción de la palabra Egungún, como hueso o esqueleto, no es del todo correcta. El error es debido a un imperfecto conocimiento de la lengua. La palabra en idioma Yoruba para un hueso es egungun o egun, y no hay acento en las vocales de la primera, pues todas ellas son vocales de medio tono. La fonética de la primera vocal de la segunda palabra, egun, demuestra que la primera sílaba, es una forma contraida de la primera.

 Para poder explicar el origen de la palabra es necesario separar las partes de que se compone:  e gu (n) gu (n). E es la vocal inicial que requieren casi todos los nombres Yoruba, la cual fonéticamente viene a pronunciarse como “ eng “.  Por otro lado gu, es una forma modificada o adaptada de la forma Khú, que es, una antigua palabra egipcia para determinar a un espíritu luminoso. Gu (n) gu (n), es por lo tanto, una repetición reiterada o dada a confirmar, de la palabra que está en primera fase conversatoria.  Igualmente, la palabra i ku ku, se aplica a determinar el cubrirse de oscuridad o niebla, porque ella corresponde, en consideración a su pureza e insubstancialidad, a la idea Yoruba de espíritu. 

Ikú, significa espíritu de la muerte, la forma reiterada de ku ku, es de confirmar introducirse o adentrarse en el mundo de la oscuridad, por eso se le determina ese significado. Ello es probable, porque la palabra ku-ku, es usada ya, en este sentido, y que la palabra para espíritu encarnado, es modificada a  e gu (n) gu (n), palabra que de acuerdo con su derivación dada, es en sí de un significado espiritual, la cual determina a un espíritu, como anteriormente se ha descrito.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Religionysanteria no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.